302020May
Reflexión del mes: A la contra.

Reflexión del mes: A la contra.

Hoy me viene a la cabeza una lección vital altamente inflamable. ¿por qué le digo altamente inflamable?, porque cuando la tenemos que recordar viene una chispa emocional y la lección arde mejor que impregnada en gasolina. Y nos olvidamos de ella. Es una reacción automática incrustada en nuestro inconsciente, en ingles lo explican muy bien, ellos dicen: “flight or fight”. Nuestra vieja reacción de “luchar o huir” ante determinado suceso de nuestra vida. Esta reacción, como está incrustada en nuestra biología, se dispara instantáneamente de forma autónoma y nos impide inicialmente el poder manejarla. Si al incendio inicial no le ponemos coto y dirección de forma consciente, se extiende y propaga empeorando la situación. La lección es reaccionar de forma negativa, a la contra, de forma automática ante circunstancias de la vida. No niego que muchas de esas circunstancias sean dolorosas o desagradables, únicamente digo que por negarlas, pelearlas, luchar contra ellas, no se van a solucionar, más bien al contrario.

Vayamos al mundo real, vayamos al mundo de “a la contra”. ¿Cuantas “guerras contra” han visto ustedes resueltas? Guerra contra las drogas, no. Guerra contra el cáncer, no. Guerra contra la pobreza, no. Guerra contra la prostitución, no. Y así, miles de “guerras contra” irresolutas, por usar una palabreja más fina que “no resueltas”, que no nos han llevado a ningún lado. A nosotros no nos han llevado a ningún lado, pero a determinados colectivos, estamentos, empresas les ha llevado a tener una enorme y permanente fuente de ingresos, de ahí su permanente vigencia y su continua propaganda. Cuando luchas “a la contra “estás reforzando aquello contra lo que luchas, no solo por la física y la tercera ley de Newton: “Para cada acción hay una reacción igual de signo opuesto”, sino también por la metafísica que nos habla de que estamos en un mundo dual, de opuestos, y que sólo podemos superar esa división cuando estemos más allá de la lucha de los opuestos. Una última aclaración muy visual de un físico cuántico ruso, él habla de los péndulos. Cuando alguien pone energía en algo: ideas, creencias, dinero, participación… está empujando el péndulo en un sentido. Cuando otra persona pone energía en contra de ese algo, está empujando al péndulo cuando esté va en el sentido contrario. El péndulo vive tanto de los que lo empujan en un sentido como en el otro, el viejo truco de las dos Españas, nacionalismo o centralismo, hombres contra mujeres, derechas contra izquierdas, son el teatrillo ideal donde perder nuestra energía y nuestra conciencia. No olvidemos jamás que los que nos quieren dormidos siempre harán surgir situaciones nuevas para que reactivemos el viejo truco de “contra” lo que esté de moda en cada momento.

“La Contra” más actual y famosa es la de La Vanguardia, única información de todos los medios de comunicación oficiales que dejo entrar en mi mundo. La principal característica que yo veo en las personas que salen en “La Contra” es, paradójicamente, que no van en contra de nada. Tienen una nueva visión que puede sanar viejos problemas, eso sí, pero no se desgastan en luchar contra ellos, se dedican a crear sus nuevas respuestas con pasión inspirando a otros a que construyan también su nuevo mundo. Para sanar algo no puedes “luchar contra”, tienes que entender que mensaje te está dando ese problema y crear una nueva respuesta que te apasione y sea acorde contigo. La otra opción aparte de la lucha es la huida, que tampoco nos satisface obviamente, y una última opción no muy común que usan algunos animales y que cada vez usamos más los humanos que es…. fingir que estamos muertos. Y esto lo hacemos cada vez mejor.

Cándido Granada Álvarez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *